Creando arte en movimiento

Según Yaacov Agam, hasta mediados del siglo XX, el arte era estático. Viendo un cuadro vemos el pasado pues nada ha cambiado en la obra desde que el artista la dio por finalizada. Partiendo de esta idea, Agam trató de introducir el tiempo como un factor más a tener en cuenta en el proceso de creación, y así inventó el agamograph.

Cuando observamos un agamograph vemos distintas imágenes desde distintos puntos de vista, ya que cada vez que cambiamos nuestra posición la obra se transforma. El artista nos invita a pensar en que no es posible ver la totalidad de su obra sin movernos e interactuar con ella en el espacio y el tiempo. Y esto es lo que he decidido hacer con los niños crear nuestro propio agamograph, arte en movimiento con nuestros cuadros preferidos.
¿Cómo hemos hecho los agamograph? El primer paso fue coger una cartulina blanca tamaño A3 y la doblamos en múltiples ocasiones con un ancho de 2,5cm de tal forma que al estirarla su aspecto sea un zigzag como el de un acordeón. A continuación cada niño tenía que dibujar dos cuadros de sus pintores favoritos en A4 en formato horizontal y cortarlo en tiras de 2,5cm de ancho.
Una vez que tenían los cuadros terminados y cortados en tiras los tenían pegar en cada uno de los lados paralelos de ese zigzag correspondiente de un cuadro y hacemos lo mismo con los lados paralelos opuestos en los que pegamos las tiras del otro cuadro, el resultado es una sola obra que vista desde un ángulo tendría una de las imágenes y vista desde el ángulo contrario, contendría la otra. Chulo verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s