Creando arte en movimiento

Según Yaacov Agam, hasta mediados del siglo XX, el arte era estático. Viendo un cuadro vemos el pasado pues nada ha cambiado en la obra desde que el artista la dio por finalizada. Partiendo de esta idea, Agam trató de introducir el tiempo como un factor más a tener en cuenta en el proceso de creación, y así inventó el agamograph.

Cuando observamos un agamograph vemos distintas imágenes desde distintos puntos de vista, ya que cada vez que cambiamos nuestra posición la obra se transforma. El artista nos invita a pensar en que no es posible ver la totalidad de su obra sin movernos e interactuar con ella en el espacio y el tiempo. Y esto es lo que he decidido hacer con los niños crear nuestro propio agamograph, arte en movimiento con nuestros cuadros preferidos.